Cuando bajan las temperaturas, nos ponemos ropa abrigada, encendemos el horno, disfrutamos de bebidas calientes y tomamos otras medidas para mantenernos calientes y seguros. Pero, ¿qué pasa con nuestras mascotas? Practicar una buena seguridad en el clima frío para las mascotas es esencial para mantener a todos los miembros peludos, escamosos y emplumados de nuestra familia seguros y cómodos en invierno.

Cómo se adaptan los animales al frío

Los animales tienen muchas adaptaciones naturales al clima frío. A nuestros peludos amigos les puede crecer un abrigo de invierno más grueso, mientras que muchos animales aumentarán de peso en otoño para almacenar una capa aislante de grasa justo debajo de su piel. Algunos animales ralentizan su metabolismo durmiendo más en invierno o podrían hibernar por completo, mientras que otros se esconden en rincones acogedores cuando bajan las temperaturas. Algunos animales incluso migran por completo para evitar el frío. Todas estas adaptaciones ayudan a los animales salvajes a sobrevivir incluso durante los meses más fríos.

Nuestras mascotas, sin embargo, no viven su vida natural y salvaje. Muchos de los animales que tenemos como mascotas, por ejemplo, nunca se encontrarían de forma natural en los climas o hábitats de nuestro hogar, y sus adaptaciones naturales pueden no ser adecuadas para protegerlos de los inviernos severos. Afortunadamente, podemos ayudar fácilmente a nuestras mascotas a mantenerse seguras durante el invierno, sin importar el frío que haga o la cantidad de nieve y hielo que se acumulen.

Mantener a las mascotas seguras en climas fríos

Hay muchos pasos que los dueños de mascotas pueden tomar para mantener a sus amigos animales sanos, seguros y cómodos en climas fríos. Se aplicarán diferentes pasos a diferentes tipos de animales y algunos animales son más resistentes al frío que otros, pero comprender cómo ayudar a los animales a mantenerse seguros en climas fríos es el primer paso para proteger a las mascotas.

  • Nunca afeites el pelaje de tu mascota en invierno. Si bien un corte más corto puede ser útil en el calor del verano, es importante mantener intacto el pelaje natural de su mascota durante el invierno. Un ligero corte alrededor de las patas, la parte trasera o las extremidades muy emplumadas puede minimizar la acumulación de nieve y bolas de hielo, pero un afeitado más extenso puede privar a su mascota del aislamiento natural.
  • Cepille a su mascota con frecuencia, pero minimice los baños. El cepillado regular puede evitar que el pelaje de su mascota se enrede y se enrede, lo que alteraría sus propiedades aislantes. Sin embargo, trate de no bañar a su mascota con frecuencia durante el clima frío, ya que la humedad a medida que se seca puede hacerla más susceptible a los escalofríos, incluida la congelación y la hipotermia.
  • Considere la posibilidad de vestimenta para el clima frío. Las mascotas de pelo corto pueden usar fácilmente suéteres, abrigos y botines para aumentar su abrigo de piel natural en invierno. Si bien los gatos no suelen tolerar demasiado el uso de ropa para el clima frío, muchos perros se adaptan fácilmente a estos accesorios. Asegúrese de que la ropa le quede bien y no presente un peligro de asfixia o enredo para su mascota, y mantenga siempre la ropa limpia.
  • Enjuague y seque las patas de su mascota después de los paseos. Incluso una caminata corta puede exponer a su mascota a sales y otros químicos descongeladores que podrían ser tóxicos si se ingieren. Tan pronto como regrese a casa, enjuague las patas de su mascota con agua tibia y séquelas bien. Aproveche esta oportunidad para examinar cada pata en busca de grietas, cortes o grietas que también puedan ser dolorosas. Si su mascota tiene patas cortas, también enjuague y seque su barriga donde pueda haber frotado la nieve.
  • Mantenga los productos químicos fuera de su alcance. Mantenga todos sus propios productos químicos para el clima frío (sales, descongelantes, anticongelantes, etc.) fuera del alcance de las mascotas y limpie cualquier derrame rápidamente. Muchos de estos químicos son altamente tóxicos e incluso ingerir una pequeña cantidad podría ser peligroso, incluso fatal, para su mascota. Siempre lávese bien las manos después de manipular estos productos químicos para que no los ponga accidentalmente en contacto con su mascota.
  • Ajuste la dieta de su mascota según sea necesario. Si bien las mascotas de interior pueden hacer menos ejercicio y no necesitar calorías adicionales para calentarse en invierno, las mascotas de exterior pueden beneficiarse de un poco de alimento adicional porque usarán mucha más energía para mantener su calor corporal en invierno. Sin embargo, tenga en cuenta el peso apropiado de su mascota y no le ofrezca tanta comida que aumente de peso a un nivel peligroso en invierno.
  • Proporcione un lugar cálido para dormir. Todas las mascotas deben tener un lugar para dormir cálido y cómodo durante el clima frío. Idealmente, la cama debe estar separada del piso (proporcionar una cama para mascotas es una excelente opción), y agregar una manta adicional o ropa de cama más profunda puede ser útil para un mejor aislamiento. Asegúrese de que la cama, ya sea una pila de mantas, una jaula cómoda, un tanque u otro accesorio, esté fuera de áreas con corrientes de aire.
  • Proteja a sus mascotas del sobrecalentamiento. Puede ser tentador colocar jaulas, tanques y transportadores para mascotas cerca de los calentadores durante el invierno, pero esto podría provocar un sobrecalentamiento peligroso. Tenga cuidado de que su mascota no sufra demasiado calor y de que no corra el riesgo de las chimeneas, velas, calefactores u otras fuentes de calor. Revise los calentadores del tanque y las lámparas de calor con regularidad para asegurarse de que estén configurados correctamente y funcionen correctamente.
  • Proporcione agua tibia para beber. El agua helada puede enfriar rápidamente a tu mascota de adentro hacia afuera. El uso de tazones para mascotas calientes para mascotas al aire libre durante el clima frío evitará que el agua esté demasiado fría o completamente congelada y no se pueda beber. Tener un suministro adecuado de agua fresca y líquida es fundamental para mantener a su mascota hidratada y saludable incluso en climas fríos.
  • En su lugar, haga caminatas más cortas y juegue adentro. Es importante que su mascota haga buen ejercicio durante todo el año, pero los juegos al aire libre y las caminatas largas pueden no ser seguros en climas muy fríos. En su lugar, realice caminatas más cortas y planifique juegos en el interior para mantener a su mascota en buena forma y haciendo ejercicio. Los nuevos juegos también proporcionarán estimulación mental para evitar la ansiedad, el estrés y la depresión.
  • Manténgase alejado de las superficies heladas. Cuando camine o juegue al aire libre en invierno, mantenga a su mascota alejada de las superficies heladas que podrían provocar accidentes peligrosos por resbalones y caídas, y evite por completo el agua helada para evitar la posibilidad de caer a través del hielo roto. Los fragmentos de hielo también pueden ser afilados y cortar patas delicadas, por lo que es mejor evitar estas superficies peligrosas.
  • Mantenga actualizada la identificación de su mascota. Asegúrese de que el collar de su mascota tenga etiquetas de identificación actualizadas y, si su mascota tiene un microchip, verifique que los datos de registro de los chips también estén actualizados. En climas fríos, la nieve y el hielo pueden cambiar el paisaje y enterrar los marcadores de olor, y si una mascota se pierde, es posible que no pueda encontrar el camino a casa. La identificación actualizada puede ayudarlo a reunirse con una mascota perdida de manera rápida y segura.
  • Use collares, correas y ropa reflectantes. Debido a que los días de invierno son más cortos y puede oscurecer rápidamente, asegúrese de que el collar, el arnés y la correa de su mascota tengan algún material reflectante para hacerlos más visibles. Del mismo modo, tenga material reflectante en su propio abrigo y use colores más brillantes que serán más fáciles de ver.
  • Sea consciente de las necesidades especiales. El clima frío puede ser especialmente peligroso para las mascotas con necesidades especiales, como las mascotas jóvenes o mayores, o las mascotas con problemas de salud que podrían verse agravados por un frío severo. Una mascota con artritis, por ejemplo, puede tener más dificultades para moverse en climas fríos, o una mascota con problemas de metabolismo puede necesitar más ajustes dietéticos en invierno.
  • Reconoce los signos del estrés por frío. No importa qué tipo de mascota tenga, esté alerta a los signos de estrés por frío, desde escalofríos y letargo hasta síntomas de congelación e hipotermia. Diferentes mascotas pueden mostrar síntomas de diferentes maneras, y conocer las necesidades de su mascota lo ayudará a detectar problemas rápidamente para que pueda ayudar a su mascota a recuperarse.
  • Esté preparado para emergencias. Abastecerse de suministros para mascotas, incluidos medicamentos, alimentos y otras necesidades, en caso de que haya nevado o haya una pérdida de energía prolongada durante el clima frío. Esto le ayudará a brindar el cuidado adecuado a su mascota en climas fríos, sin importar la situación.

El clima frío puede ser peligroso para todo tipo de mascotas, pero hay muchos pasos que puede tomar para mantener a sus compañeros animales seguros y cómodos sin importar cuán baja baje la temperatura.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad